Jamón de Bellota cortado

Ya lo dice el refranero, “del cerdo, hasta los andares”. Y es que, de este entrañable animal de innumerables nombres se aprovecha casi todo. Pero si hay una parte que goza de excelencia entre todos los paladares es, sin duda, el jamón. Sin embargo, no es tarea fácil dar con un buen jamón de bellota cortado. Y eso es una prueba de fuego para los amantes más sibaritas de esta delicia culinaria. 

Pero no hay que olvidar que para que un buen jamón de bellota llegue a la mesa, el trabajo comienza en el campo. Al aire puro y en la naturaleza, donde los cerdos comen bellotas. Y en función de lo que complemente su alimentación, así será la denominación de los porcinos. Así conocemos: cerdo de bellota 100% ibérico, de bellota ibérico, de cebo de campo ibérico o de cebo de cerdo ibérico. 

Servicio de Corte y Envasado de Jamón
Jamón de Bellota 100% Ibéricos de Pata Negra

¿Jamón de bellota cortado o paleta?

En el día a día usamos la generalización jamón de bellota cortado para referirnos a tan preciado alimento. Sin embargo, no siempre estamos comiendo jamón. Hay veces que se trata de una paleta. Y es que no es lo mismo. Cuando hablamos de jamón nos estamos refiriendo a las patas traseras del animal, mientras que cuando ingerimos paleta estamos degustando las patas delanteras, cuya principal diferencia es que son más pequeñas. Unos 7-9 kilos y unos 4-6 kilos, respectivamente (en los ibéricos pueden ser un poco más pequeños). 

Otra característica que los diferencia es el tiempo de curación, siendo los jamones los que más tardan en estar listos. Así como la variedad de sabores. Mientras que los jamones son más melosos, debido a las vetas que lo forman, las paletas tienen un sabor más uniforme en toda la pieza. Además, el precio es otro elemento distintivo. Por el tiempo de curación y el peso, las paletas suelen ser más económicas.

Servicio de Corte y Envasado de Jamón

¿Por dónde se empieza a cortar un Jamón de bellota cortado a cuchillo?

Es raro que cuando partimos un jamón en casa no surja la duda de por dónde se empieza. Y es que no es lo mismo abrir un jamón para consumo propio que hacerlo para hostelería o eventos. El jamón de bellota cortado a cuchillo es, sin duda, un requisito fundamental. 

De este modo, se recomienda que si el jamón no se va a consumir de forma inmediata (hecho que suele pasar en la mayoría de los casos) se empiece por la parte de la maza (pezuña hacia abajo), es decir, por la parte más gruesa y jugosa. Sin embargo, si va a ser consumida de forma más rápida, entonces se recomienda empezar con la pezuña hacia arriba, esto es, por la babilla. 

Sea como sea, nunca puede faltar un buen cuchillo alveolado para el corte, lo que hará que se desprenda mejor de la hoja y sea más elegante su emplatado.

Blíster Lomo Bellota 100% Ibérico
Blíster Salchichón Ibérico de Bellota

Jamón de bellota cortado y envasado

Uno de los puntos fuertes del jamón es su versatilidad. Y es que se puede comer de todas las maneras y sigue siendo una delicia para el paladar. El jamón de bellota cortado y envasado es uno de los productos estrella de Valcaliente, ya que permite llevarlo a cualquier lado sin que pierda calidad. Ideal para bocadillos, escapadas, viajes y eventos donde quieres sorprender sin tener que ensuciarte. Una buena forma de ser anfitrión o de ser un perfecto invitado.

Además, contamos con diferentes calidades, para adaptarnos a todas las demandas. Desde jamón de bellota 100% ibérico hasta paleta selección. Todos ellos perfectamente envasados al vacío en blisteres de 70 u 80 gramos. Pero si prefieres una pieza entera, también contamos con un servicio de corte y envasado de la pieza. Tú lo eliges y nosotros nos encargamos de su trabajo. 

Jamón de bellota cortado de la dehesa a tu casa a golpe de clic

En los tiempos que corren, a veces no tenemos ni tiempo de ir a hacer la compra. La vorágine del día a día nos absorbe de forma incesante. Por eso, pensando en hacer la vida más fácil, Valcaliente te lleva el jamón de bellota cortado de la dehesa a tu casa a golpe de clic. Llevamos 30 años trabajando para mejorar. Y, pese a que mantenemos la herencia de varias generaciones, hemos incorporado los avances tecnológicos para que la distancia no sea un problema a la hora de probar nuestros productos. Vivas donde vivas, llegamos. 

Si no puedes acercarte a nuestra tienda física, puedes conocer nuestros productos por nuestra página web. Estaremos encantados de resolver tus dudas. Y si tienes un evento a la vista, te asesoramos  te ayudamos a confeccionar el menú para que ese gran día todo salga a pedir de boca.